EntrevistaAl silencio, vulva: la revolución de la información por el deseo

El jueves que me levanté para ir a hablar con las creadoras de No Pausa, me vino. Hacía calor y había transpirado toda la noche. Me pareció una ironía demasiado insignificante que mi siguiente nota periodística fuera sobre menopausia y la haga justo en mi primer día pero igual me reí. Le hablé a una amiga, se lo conté y me dijo “yo también estoy menstruando, me siento horrible ¿Nos vemos para almorzar?”

Más tarde, en la casa de Miriam De Paoli, supe que los refugios fuera de nuestro propio cuerpo son nuestras amigas, madres, hermanas y compañeras que no necesitan empatía para entender lo que nos pasa. “El saber es lo único que te empodera. Y al tener información, se abren las conversaciones entre nosotras de temas que nunca se habían podido tocar”, dice Miriam hablando del rol de su web. “Soy común. Y curiosa, pero muy curiosa. Esa curiosidad fue la que me llevó a buscar información sobre la menopausia, esta etapa que está poniendo mi vida patas para arriba”, se presenta en su sitio.

Las redes sociales de No Pausa son una reunión constante entre amigas que cuentan experiencias en comentarios. Me cuelgo un rato leyendo situaciones que jamás había escuchado que pasaran en esa etapa y e intento recordar si alguna vez supe de antemano qué iba a pasar con mi cuerpo en la etapa siguiente. Supongo que no. Hace un tiempo estaba en la casa de mi mamá y le pregunté si tenía una toallita para prestarme y me dijo que no, que hace rato ya que no usaba. Hoy entiendo que nunca hablé de esto con ella y creo que sobrevuela un profundo silencio sobre nuestros cuerpos y entre nosotras.

No Pausa es ese espacio de apertura, y la comunidad que Miriam De Paoli y Milagros Kirpach supieron conformar es muy activa. Comentan, hacen preguntas, debaten, se encuentran y no están dispuestas a que una etapa tan importante de la vida de una mujer quede silenciada.

“Estamos empezando a ver que a pesar de que hablamos de ‘la revolución de las pibas’, recién empezamos a menstruar en colorado en las publicidades de toallitas hace un año; todavía le llamamos vagina a la vulva; todavía le llamamos menopausia al climaterio. En esa etapa escuchás cosas súper fuertes como ‘no le des entidad’, como si fuera fácil de atravesar esa etapa. También ‘para qué hablar de eso’, como si fuera un virus, como si nos pudiéramos quedar en un rinconcito quietas a esperar que pase”, remarca Miriam.

El mundo es hostil para nosotras y cambia demasiado lento, pero en esa militancia por la liberación femenina, No Pausa es una arista necesaria para no solamente encontrarnos en la problemática en una etapa de nuestras vidas sino en todas.

En ese sentido, Milagros cuenta por qué es importante tener información sobre menopausia desde mucho antes de que nos pase: “Nos llegan al menos dos consultas semanales de chicas sobre menopausia precoz. Es una insuficiencia ovárica prematura, una falla ovárica. Empezás a tener síntomas similares a la menopausia. Esto les pasa a personas de 35 y hasta hemos tenido una de 18 años. Si eso te agarra en plena búsqueda de un embarazo, estás a horno. Nos llamó una chica que estaba aterrada, el médico le había dicho que tenía menopausia precoz. La chica lloró en la consulta y él le respondió ‘Bueno, eso es para el psicólogo’”

La lucha feminista de Miriam y Milagros sucede incluso dentro de su comunidad, al usar el lenguaje inclusivo: “Nuestro público principal sigue siendo mujeres de entre 45 y 55 años. Pero tenemos un gran número de mujeres de aproximadamente 25 años, varones que quieren entender qué pasa con sus parejas y un pequeño número de varones trans. Tenemos una discusión ahí muchas veces porque hay gente que no está de acuerdo y nos reclama que dejemos de hablar con la X pero la seguiremos usando”

La calidad de vida es la prioridad en este proyecto y, aunque no son médicas y todo el tiempo lo aclaran, tienen profesionales de la salud que las asesoran. “Antes, mucho tiempo atrás, no se hablaba de la menopausia porque las mujeres no vivían mucho tiempo más después de ese período. Pero ahora hay casi un tercio más de nuestras vidas que vivimos después de la menopausia. Es demasiado tiempo para pasarla mal. Y si vos no estás consciente de muchas cosas, de cómo impacta esto en tu vida, tu sexualidad, tus huesos, esos últimos 10 años van a venir con una muy baja capacidad de disfrute”, cuenta De Paoli.

Miriam habla desde su experiencia personal y asegura: “Todas las mujeres que hoy tenemos entre 45 y 55 años estamos criadas de una manera totalmente falocéntrica, de buscar complacer y no placer, de saber que ‘la que se regala no se casa’, que ‘hay que tener cuidado con no preguntar mucho’. Para mi generación todas estas afirmaciones son mantras y por eso No Pausa es disruptivo”

Me voy de la casa de Miriam con más dudas de las que tenía antes de entrar, con mi propia menstruación atravesándome y con la recomendación de un curso sobre vulva. El feminismo es esto, pienso: el diálogo con compañeras, el debate constante, la búsqueda de información y el deseo de una mejor vida. Siempre la información por el deseo.

Podés ingresar al sitio de Miriam y Milagros en http://www.no-pausa.com/ y también a través de las redes sociales.

One comment

  • Miriam

    17 de febrero, 2020 a-las 9:50 pm

    Gracias Gilda por poner en palabras todo lo que es – y lo que no es – No Pausa.
    Cariños,
    Miriam y Milagros

Leave a Reply

Your email address will not be published.