Birra a Ciegas: no hay dos oportunidades para la primera impresión

Se ven en la foto de un amigo en común. Se buscan en las redes sociales, se contestan las historias, se encuentran, se gustan. Se ven en Tinder, matchean, intercambian números de WhatsApp, salen y vuelven a salir.

Conocer gente online se ha vuelto un hábito de nuestra generación.  Desde hace algunos años las plataformas de citas han estado aprovechando al máximo la tecnología y los avances del mundo digital logrando crecer cada vez más.

Tinder es una de las aplicaciones más populares para concretar citas y encuentros, pero no es la única. Otras aplicaciones, como Happn, Grindr, Match.com y OkCupid también cambiaron las maneras de conocer gente en la actualidad . Según una encuesta de la red de citas Happn, el 30% de las parejas en Argentina en 2018 se formaron a causa del uso de apps para encontrar pareja. Pero ¿Cómo transforman estas apps las vidas románticas de las personas? ¿Cuál es la diferencia entre conocerse personalmente y a través de una foto en la pantalla del celular? ¿Qué tan reales son estos perfiles preparados estratégicamente para generar atracción? Y, por último, ¿Qué rol juega la tecnología a la hora de comenzar una relación?

Podríamos decir que el amor en la época de internet está hecho de emojis, pero lo cierto es que la gestión de una relación es un asunto estrictamente personal y no se pueden establecer reglas. Pero con respecto al pasado, las maneras de encontrar al alma gemela han variado. Para los románticos de siempre aún hay alternativas: una de ellas se llama “Birra a Ciegas”.

Conocida por sus siglas BAC, Birra a Ciegas es un proyecto de Florencia Codevilla. Luego de estar viendo un Dating Show en las vacaciones, tuvo la idea de lanzar una plataforma para concretar citas a ciegas entre su círculo de conocidos. “A mi me interesa mucho la actualidad y el comportamiento humano, lo investigué en mi carrera (sociología) y siempre me resultó interesante la cultura de citas de los Estados Unidos. A partir de esto se me ocurrió proponer en mi grupo de amigos como una especie de juego, hacerles citas a ciegas entre ellos (entre grupos que no se conocen). Un día decidí llevarlo a otro nivel y lo postee en mis historias de Instagram convocando a gente que se animara a tener un encuentro a ciegas con alguien que yo conociera. A la Hora tenía 50 mensajes privados con gente que quería participar. Fue eso lo que me llevó a realizarlo a mayor escala” comentó Florencia, quien desde junio logró concretar 33 citas (un poco menos de 70 personas que ya lo hicieron) con un total de 170 anotadas de edades que van desde los 22 a los 40-50 años. En su mayoría son mujeres heterosexuales, y el rango de edad que más se encuentra en la lista esperando su BAC es entre 23 y 26 años.

Para anotarse al sistema de BAC deberán llenar un formulario con algunos datos como: mail, Instagram, edad, disponibilidad horaria y preferencia sexual. A partir de ahí se coordinará un encuentro que será filtrado por edad, género y agenda. Instantáneamente se recibirá un mail con condiciones para la Birra a Ciegas. “Tuvimos una sola mala experiencia de alguien que llegó a la puerta del lugar la vio a su cita y se fue porque no le gustó” afirmó Florencia y retrucó: “Si te vas a fijar en lo físico esto no es para vos. No quiero que esto sea un compromiso, quiero que se anoten los que realmente se animan a vivir la experiencia”

BAC cuenta con tres bares aliados que incluyen descuentos en la primera birra y con opciones de cenas con beneficios y teatros gratis para quienes quieran probar una segunda birra a ciegas. Por el momento, Florencia no está tomando gente desconocida. Lo realiza con un segundo grado de separación (amigos de amigos) para tener referencias de la persona y poder garantizar que no va a haber ningún problema. Sin embargo, espera para fin de año poder lanzar la app de Birras a Ciegas donde todos podrán anotarse como “birrere” o “BACker” (en este caso un gestor de citas). “Van a tener acceso a las personas que se bajaron la app y que son de tu red de amigos y un segundo grado de separación. Es una mezcla de red social con dating app, pero acá conoces a todos o son amigos de amigos. La app va a tener foto y datos solo para el gestor” explicó entusiasmada y agregó: “Estoy trabajando con alguien para desarrollar la app, estamos laburando en la parte de flujos del usuario, falta diseño y programación. La idea es que esté para diciembre cosa de que empiece a funcionar en el verano”.

Algunos testimonios de quienes realizaron BAC:

Lautaro:La experiencia fue muy distinta a todo, es lo principal para destacar de BAC. Es una mezcla de nervios por no saber a quién vas a ver y después al hablar con la persona se pone muy bueno empezar a conocer alguien de cero sin saber absolutamente nada. Me parece genial salir de la rutina de cómo conocés a alguien hoy en día. En mi caso no me volví a ver con mi BAC porque justo se fue de viaje, pero próximamente volverá y nos vamos a encontrar. Mi recomendación para quienes quieran hacerlo es ir con la mente abierta, principalmente, sin prejuicios. Ir a divertirse. Hoy sabemos todo de todos, vemos las historias todos los días, sabemos dónde van de vacaciones, dónde salen a comer y dejarse descubrir me parece una opción muy interesante

Camila:Mi experiencia estuvo muy buena, primero porque yo tengo un complejo bastante grande con mi cuerpo e ir a encontrarte con una persona que no la viste ni por foto permite que no existan prejuicios y que las cosas fluyan en el momento que estás ahí. En mi caso no me seguí viendo con mi BAC, pero eso no quita que si se me da la oportunidad de hacer la Birra a Ciegas con otra persona lo haría nuevamente porque está buenísimo. Mi recomendación es que vayan sin prejuicios y sin miedos. Nadie te obliga a casarte, está bueno conocer gente más allá de que se dé una situación amorosa o no

Facundo:Mi experiencia fue buenísima, yo conocí Birras a Ciegas por un compañero de trabajo. El día que tuve que encontrarme con mi date yo estaba con mucho trabajo, incluso respondiendo mails por la calle y estaba con la cabeza en otra cosa. Lo cierto es que cuando llegué al bar y vi al chico no sabía cómo proceder. Fue algo super raro pasar un rato con una persona de la que no sabía absolutamente nada. La pasamos muy bien, se nos ocurrió jugar a adivinar las personalidades del otro y nos reímos mucho. Nos pasamos los contactos y hasta el momento nos vimos 4 veces. Mi recomendación para hacer BAC es que no piensen mucho en la otra persona, sino que dejen fluir la situación

Micaela:Una amiga me recomendó hacer BAC. Cuando me anoté me pregunté ¿Qué estoy haciendo? Me dio fiaca y decidí darme de baja, pero me quedé pensando en eso y tomé valor para intentarlo. Me volví a anotar, me comprometí y fui. Fue muy loco, porque yo me arreglé como para salir, pero a la vez al no conocer a la persona no me sentía ni más linda ni menos linda, no tenía ninguna exigencia y la otra persona está en las mismas condiciones. Es igual de abierta que vos y va con las intenciones de conocer a alguien. Esa noche volvimos juntos a nuestras respectivas casas, intercambiamos números y nos seguimos viendo y hablando al día de hoy”

Birras a Ciegas le patea el tablero a aquellas aplicaciones que estimulan una realidad virtual y llenan de prejuicios. ¿Cuántos de nosotros nos animaríamos a conocer gente nueva sin juzgar por su aspecto físico? Es una alternativa para generar otro tipo de conexión. Podes ir relajado, porque no existen prejuicios, no hay ideas de nada, no tenés que cumplir con las expectativas de nadie. Simplemente ir y ser vos mismo.