PoesíaInstrucciones

Las instrucciones que están en cada lugar suponen ordenamiento, disciplina. Nuestras miradas fueron entrenadas para un sistema que atiborra de reglas y prohibiciones. Por otro lado, la autoayuda tan vendida en las librerías nos incitan a hacer lo propio, a perseguir sueños, al libre albedrío. ¿Está todo en nuestras manos o somos, a veces, vehículos de las circunstancias? Ana Veg se encuentra con la poesía entre los carteles de la ciudad.

 

Las máscaras caerán
pero asegúrese usted
antes de asistir al resto.
No importa si es su hije, su enamorade, su progenitor:
Usted primero
Así funciona este avión
Si no le gusta
BÁJESE
ANTES DE DESPEGAR

………………………………………………………………..

Seres inquietos por subir.
       Parece
tan difícil bajar de este tren
que,
como olas,
arrasaría furiosa con todes
y mi otro yo
los miraría sonriente
mientras caen
encadenados
                  como fichas
de dominó.

………………………………………………………………..

El placer de romper una regla, no tiene comparación.
Hacer ojos ciegos al cartel luminoso.
Pasarse por atrás el cinturón de seguridad.
Cruzar la calle por la mitad.
Abrir descalze una heladera.
Copiarse un TP de Internet.
Tomar alcohol y conducir.
Correr por el paso nivel al ritmo de la bocina de un tren.
Esperar el subte en la zona amarilla.
Meter los dedos en un enchufe.
Salpicar la tabla.
Pegar mocos en la mesa.
Morir advertide por una alarma ensordecedora.

Poemas y foto: Ana Veg

Leave a Reply

Your email address will not be published.