“Literalmente, me forcé a ver 1000 horas de televisión”

“Forcé a un bot a ver más de 1000 horas de Intratables y después hice que escriba un guión. Esta es la primera página” La primera vez que @navajacrimen publicó esto en Twitter, su cuenta estalló. No solo empezó a viralizarse el guion muy rápido sino que también se llenó de usuarios que preguntaban insistentes cómo era el sistema que estaba utilizando para llevarlos a cabo. “También se me llenó de menciones de programadores escribiendo sobre por qué lo que yo había publicado era fake”, cuenta riéndose.

Al margen de sus ya más de diez guiones publicados con este sistema con programas como Showmatch, Intrusos y Almorzando con Mirta Legrand, @navajacrimen se sentó a hablar con Revista Roer sobre la televisión argentina y la infinidad de estereotipos que es posible encontrar en ella.

“Consumo contenido televisivo todo el tiempo y desde muy chico. Me gusta mucho. Veo lo mejor y lo peor. Y si es peor, mejor. Trabajé en televisión hace muchos años creando formatos. Tengo muy claro cómo funcionan”, cuenta. “Entiendo que los estereotipos en la televisión son tradición y también se repiten con el tiempo. Malena Pichot es la nueva Pergolini. Es la misma estructura de picanteros a los que no les importa nada pero sí. Siempre es lo mismo pero apuntado a distinto público”

Y es precisamente este rasgo el que toma para construir una estructura de chiste que sigue funcionando a pesar del misterio. “Hay que jugar con los preconceptos que tienen las personas de los personajes conocidos”, dice. “Este es un formato que yo tomé de un guionista que se llama Keaton Patti. Él me dio el ok para usarlo acá”

Para @navajacrimen, si bien la televisión sigue recibiendo mucho dinero de las marcas, las personas están virando hacia contenidos de mayor calidad de internet como Netflix. Sin embargo, no se desprende de lo que aún se emite: “Lo que pasa es que todo es guionable, a la televisión hay que verla para reírse, sea el programa que sea, sin tomarlo tanto en serio”, comenta. “Yo veo todo: literalmente, me forcé a ver 1000 horas de televisión”

Y en este sentido, también se refiere a una de sus publicaciones en la que se narra una sesión de la Cámara de Diputados. “Cuando Del Caño dice ‘los trabajadores con lucha tienen todo mi aborto’ no está puesto por casualidad. Uno ya sabe que Del Caño va a hablar de lucha, va a hablar de trabajadores y en algún momento va a nombrar al aborto. Entonces agarro esas tres cosas y las combino de la manera más graciosa posible, de la manera en la que lo vería un bot”

Además, el twittero tiene un canal de Youtube en el que publica “Momentos raros”, una serie de videos editados con compilaciones de un mismo personaje en varias situaciones que si no estuvieran todas juntas pasarían de largo. Un permiso que le da el televidente quieto a la caja boba para no preocuparse por innovar ni en sus formatos ni en su ideología.

El chiste, con toda su efectividad desnuda la actitud pasiva que toma el público a la hora de consumir televisión. El hecho de que preguntemos cómo es el sistema del bot nos revela que efectivamente es muy creíble, y que los personajes que habitan ese medio son racionalmente guionables. Siempre lo mismo, siempre los mismos, los mismos chistes, las mismas palabras. @navajacrimen nos expone a que nada es nuevo y nos hace reír, como ver 1000 horas de televisión.